Bueno, ya creo que les conté como me monté en ese avión y decidí llegar aquí. (Olvidé contarles que ese día que me fui, cuando el avión despegó, lloré y me fui cantando en mi mente Preciosa de Marc Anthony…) Pero antes, quiero que sepas que cuando comencé a pensar en las posibilidades que tenía y en lo que estaba decidida a hacer, comenzó el famoso miedo. No te niego que soy una persona bien persistente, cuando quiero algo no me detengo hasta conseguirlo. Para muchas personas que me rodean soy “una valiente”. A veces cuando me dan esos bajones me doy cuenta de que no soy tan valiente na’. Sin embargo, el ser determinada ha hecho que la evolución sea constante, si ningún “stop” y voy a las millas de chaflán consiguiendo lo que quiero.

Antes de llegar a New York, había mirado a través del internet que oportunidades de empleo podía conseguir y que podía tomar por hecho como mi nuevo destino. Desde el inicio me enfoque en conseguir un empleo rápido, tratar de no estar mas de dos semanas en NY sin trabajar. Llevando 7 años trabajando para la industria bancaria, no quise arriesgarme y decidí buscar un empleo que estuviese en la misma línea, donde pudiera practicar más mi inglés y donde pudiera desarrollarme. ¿Qué cómo lo hice cuando no teníamos señal, ni internet? Pues súper fácil, estando en Puerto Rico, me daba el viaje de Arecibo hasta Dorado o Bayamón, donde primero encontrara señal para entrar a un app en el celular y enviar mi resume a todas las posibilidades que considerara. Con todo el proceso, estando en Puerto Rico me llamaron para entrevista y les dije, “estoy en Puerto Rico, llego el 15 de noviembre” y saben cual fue la respuesta, “no te preocupes, te esperamos acá el 17 de noviembre a las 11am”.

Y así fue como empezó toda la travesía, aun no había llegado y ya casi tenia empleo. Créanme que yo daba por hecho que ya ese seria mi trabajo. Mi sueño no es trabajar 8am-5pm toda la vida, sino poder desviarme un día y hacer lo que mas amo. Pero por el momento eso era lo que yo consideraba uno de mis enfoques. Al llegar el día de la entrevista no me había preparado al 100% en mi dicción “inglecística” si, lo se, (sendo disparate) pero quiero que entiendan que mi pronunciación en ingles es pésima, y peor aun, el como van las palabras cuando se trata de pasado, presente o futuro, estoy colga’. Pero dije, “ya llegamos aquí y vamos a meter mano”.

Cuando la entrevista empezó lo primero que pensé (esto es para mi, aunque me escuche como un robot hablando en ingles). Les hable claro desde el inicio y les deje saber que les iba a entender todo lo que me preguntaran y que solo les pedía que me dieran espacio para contestar sus preguntas en pausa, (modo para ganar tiempo y pensar si iba “it was, it is o will be”). Pero eso no se queda ahí, entre el dime y diré, me decían “you’re good” y yo emocionada, aunque sabia que ya había metido las patas 20 veces. En fin, luego de una hora de entrevista, me dejaron sola en una oficina y cuando regreso la que me había recibido de Recursos Humanos me dice “Congratulations, we want you here”. Yo solo sabia que me habían dado el empleo e hice fiesta. ¡Si mi gente, solo dos días en EU y ya el trabajo era mío!

Para conseguir lo que uno quiere hay que tener una determinación increíble, dejar debajo de los pies ese miedo que trata de invadirte y estar decidido/a en lograr lo que se quiere. Yo no tengo un ingles perfecto, pero estaba comprometida conmigo misma en conseguir un empleo, con características especificas y lo conseguí. Si yo pude, tu puedes.

a2165a63808a7de85f753a6716a6ccd4
“No hay fuerza más poderosa que una mujer decidida a levantarse.”

4 thoughts

    1. ¿Sabes una cosa? He tenido y sigo teniendo miedo a hablar el inglés, me han pasado muchas cosas que con el desarrollo de este blog sabrás. No quiero ponerlo de manera negativa pero el aprendizaje en estos meses es a gran escala. En el próximo episodio tendrás una idea de lo que hablo. Pero no tengas miedo, no permitas que nada detenga lo que quieres hacer con tu vida. ❤️

      Le gusta a 1 persona

  1. Eres una valiente! Te felicito! Yo también salí de mi Isla con un inglés básico, con acento y pronunciación pésima y ¿sabes qué? con todo y mi arroz con cornuts (así defino mi inglés) estoy logrando objetivos a nivel profesional muy positivos. Y creo que todo es cuestion de actitud y perpectiva. A mí lo que me ayudó a soltarme en el inglés fué siempre hablar (con todo y errores es normal al principio) y no coibirme a fin de cuentas nadie te conoce y la gente sabe cuando tienes interés de aprender y te corrigen con respeto, escuchalos bien. No te desesperes, los primeros 3 años son los más retantes por el idioma y cultura. Es el tiempo promedio en que te acoplas a tu nuevo entorno y no lo veas negativo sino como un roadtrip donde vez paisajes increibles y en ocasiones no tan nice pero de todo se aprende. Se esponja y pa’ lante! Yo ahora después de dos años es que siento que voy más cerca de mis objetivos.Dije cerca, pero es el comienzo de todo. Voy a tí! Pa’ lante! Buena vibra y bendiciones!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por leerme! Así mismo pienso yo, es cuestión de actitud. De dar lo mejor de sí aunque a veces vengan escenarios de frustración. Me siento muy bendecida, he tenido demasiadas oportunidades en muy corto tiempo que iré desarrollando a lo largo del blog. Ser positivo es esencial y las ganas de dar lo máximo, es la motivación y el motor para seguir. ¡Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s